El vecino y sus armas químicas: «Adams», de George Saunders

George Saunders acaba de ganar el Man Booker Prize, tal vez el premio literario más prestigioso en lengua inglesa. Aquí pongo mi traducción de su cuento "Adams", publicado en agosto de 2004 en The New Yorker. La versión original está aquí y también se puede escuchar la lectura de Joshua Ferris en el podcast de la… Seguir leyendo El vecino y sus armas químicas: «Adams», de George Saunders

Incendios y escapes: «Lámpara de papel», un clásico de Stuart Dybek

Tuve un amigo de Chicago, puertorriqueño, que siempre me habló de Stuart Dybek. No le hice caso por mucho tiempo, en parte porque llegada la hora, en una librería o una biblioteca, nunca me acordaba bien del nombre. Hasta que un día me topé con un microcuento titulado "Misterioso" (tal cual, no sé si en castellano o en… Seguir leyendo Incendios y escapes: «Lámpara de papel», un clásico de Stuart Dybek

El FBI en acción: «La hilera de árboles, Kansas, 1934», de David Means

Elegí este cuento para traducirlo por dos factores de los que estoy consciente. (Seguramente los que de verdad importan son los inconscientes, pero ésos son por naturaleza insondables). El primer factor es el efecto que me causó cuando lo escuché leído por Thomas McGuane en un podcast de The New Yorker. Fue un efecto retardado, como… Seguir leyendo El FBI en acción: «La hilera de árboles, Kansas, 1934», de David Means

Uno de Tobias Wolff: «Bala en el cerebro»

La estructura de este relato no puede dejar de evocar "El milagro secreto" de Borges, pero allí donde Borges se esmera en la filigrana literaria ("en una baldosa del patio una abeja proyectaba una sombra fija") y en la minucia histórica que explica el fusilamiento del impronunciable Hladík, la bala  de Tobias Wolff se interna por… Seguir leyendo Uno de Tobias Wolff: «Bala en el cerebro»

Una de Alice Munro: «Eje»

Traducir es un sucedáneo de escribir lo propio, sobre todo cuando, por una u otra razón, la escritura de uno se atasca o fluye demasiado desbocada como para intentar encauzarla. Hace un tiempo escuché a un escritor norteamericano hablar de su aprendizaje, de cómo enfrentaba sus tiempos de sequía, de espera, o de desesperación o de perplejidad. Simplemente copiaba. Elegía un… Seguir leyendo Una de Alice Munro: «Eje»