La batalla de Navidad

Ahora Mellado se hace el huevón y se ríe. O se hace el huevón y llora por dentro. Gaete es testigo. Algún día lo va a contar a su manera, y recién ahí ustedes van a pegarse una palmada en la frente y por qué no le creímos a ese huevón del Meredith, van a… Seguir leyendo La batalla de Navidad

Aparece el fantasma

Hace una semana murió mi amigo Aryeh Kosman, quien despertó, sin proponérselo, mi curiosidad acerca de la casa en que vivo. Hasta entonces, yo nunca me había fijado demasiado en los lugares en que he vivido, que son muchos. En dos décadas en Chile, viví en tres casas, pero en Estados Unidos he pasado por… Seguir leyendo Aparece el fantasma

Continuidad de los sótanos

Antes de descubrir el cementerio de hojas de afeitar detrás de la pared del baño, mi teoría era que iban a dar al sótano por una tubería dedicada especialmente para esa función. Entonces bajé a explorar ese subterráneo, un espacio tosco, mal iluminado, cruzado de cables y tuberías, lleno de artefactos abandonados. Había que entrar… Seguir leyendo Continuidad de los sótanos

Mi casa ajena

Me acostumbré a vivir en esta casa y le he tomado cierto cariño a algunos espacios, particularmente a un ventanal curvo decorado con vitrales donde me gusta instalarme a leer, aprovechando la luz del atardecer. Pero nunca la he sentido como propia; primero, por lo obvio: no me pertenece. Además, la asocio con mi trabajo:… Seguir leyendo Mi casa ajena

Casa fantasma

Me acuerdo de la primera vez que lo vi. Fue en pleno día; no sé por qué razón rompí mi rutina de trabajo y me vine a almorzar a la casa. Lo sorprendí en el baño, recortado contra la ventana llena de sol, mirándose al espejo como si se acabara de afeitar.