“Autobiografía”, Lawrence Ferlinghetti

Ferlinghetti y sus campanillas budistas

Llevo una vida tranquila
en el antro de Mike todos los días
mirando a los capos
del Salón de Billar Dante
y los adictos franceses al flíper.
Llevo una vida tranquila
en el bajo East Broadway.
Soy americano.
Fui un chico americano.
Leía la Revista del
Chico Americano
y me hice boy scout
en los suburbios.
Me creí Tom Sawyer
pescando camarones en el
río Bronx
imaginando el Mississippi.
Tuve un guante de béisbol
y una bici American Flyer.
Repartí la Revista Compañía
Femenina del Hogar
a las cinco de la tarde
o el Herald Tribune
a las cinco de la mañana.
Todavía oigo el golpe del diario
sobre esos escalones ya perdidos.
Tuve una infancia poco feliz.
Vi aterrizar a Lindberg.
Miré en dirección a mi casa
y no vi ningún ángel.
Me pillaron robando lápices
en la tienda de baratijas
el mismo mes que subí al rango
de Eagle
Scout.
Corté árboles con el Empleo Mínimo
y me senté en sus troncos.
Desembarqué en Normandía
en un bote a remos que se volcó.
Vi los ejércitos disciplinados
en la playa de Dover.
Vi pilotos egipcios dentro
de nubes moradas
comerciantes cerrando sus
cortinas metálicas
al mediodía
ensalada de papas y verduras silvestres
en picnics anarquistas.
Estoy leyendo «Lorna Doone»
y la vida y obra de John Most
terror de los industrialistas
una bomba a mano en todo momento.
Vi desfilar a los basureros
en la Parada
del Día de la Raza
detrás de los trompetistas
displicentes y sus pedos.
No he ido a los Claustros
hace mucho tiempo
ni a las Tullerías
pero igual me paso pensando
en ir.
Vi desfilar a los basureros
en medio de la nieve.
Comí hotdogs en
los estadios.
Escuché el Discurso de
Gettysburg
y el Discurso de Ginsberg.
Me gusta por aquí
y no pienso volver
a mi lugar de origen.
También viajé en carros
carros carros de tren.
Viajé entre desconocidos.
Estuve en Asia
con Noé en el Arca.
Estaba en la India
cuando construyeron Roma.
Estuve en el Pesebre
con un Burro.
He visto al Eterno
Traficante
desde una Colina Blanca
al sur de San Francisco
y la Mujer Que Se Ríe en
Loona Park
afuera del Palacio de la Risa
en medio de una gran tormenta
siempre riéndose.
He sentido el sonido del jolgorio
por la noche.
He vagado solitario
como una muchedumbre.
Llevo una vida tranquila
fuera del antro de Mike todos los días
observando cómo pasa el mundo
con sus zapatos tan curiosos.
Una vez me eché
a caminar alrededor del mundo
pero fui a dar a Brooklyn.
Ese puente fue demasiado para mí.
Me enfrenté en silencio
al exilio y a la astucia.
Volé demasiado cerca del sol
y mis alas de cera se cayeron.
Busco a mi Viejo
a quien nunca conocí.
Busco al Líder Perdido
con quien volé.
Todo joven debería ser explorador.
El hogar de cada uno es el punto de partida.
Pero mi madre nunca me dijo
que habría escenas como esta.
Abrumado del vientre
descanso.
He viajado.
He visto la Ciudad Idiota.
He visto el desastre masivo.
Oí llorar a Kid Ory.
Oí a un trombón predicar.
Oí a Debussy
pasado por el cedazo de una sábana.
He dormido en cien islas
en que los libros eran árboles.
Oí esos pájaros
que suenan como campanas.
Vestí pantalones plomos de franela
y caminé sobre la playa
del infierno.
Viví en cien ciudades
en que los árboles eran libros.
Qué metros qué taxis qué
cafés!
Qué mujeres de pechos ciegos
brazos piernas perdidos entre rascacielos!
He visto las estatuas de los héroes
en las plazas.
Danton llorando a la entrada
del metro
Colón en Barcelona
apuntando hacia el poniente por
las Ramblas
hacia el American Express
Lincoln en su sillón de piedra
y su gran Cara de Piedra
en North Dakota.
Ya sé que Colón
no inventó América.
He oído un centenar
de Ezra Pounds domesticados.
Habría que ponerlos en libertad.
Hace mucho tiempo fui pastor.
Llevo una vida tranquila
en el antro de Mike todos los días
leyendo los avisos económicos.
He leído el Reader’s Digest
de tapa a tapa
y me he dado cuenta de
la estrecha
identificación
entre los Estados Unidos y la
Tierra Prometida
donde cada moneda lleva grabado
En Dios Confiamos
pero los billetes de a dólar no lo llevan
ya que son dioses en sí mismos.
Leo los avisos de empleo día a día
buscando una piedra una hoja
una puerta nunca hallada.
Oigo el canto de América
en las Páginas Amarillas.
Uno no se puede dar cuenta de que
el alma tiene sus furias.
Leo los diarios cada día
y oigo a la humanidad perdida
en la triste abundancia de la imprenta.
Veo que drenaron el estanque de Walden para
hacer un parque de diversiones.
Veo que obligan a Melville a
comerse su ballena.
Veo que viene otra guerra
pero no voy a estar ahí para pelear en ella.
Leí lo que está escrito
en la pared de la letrina.
Le ayudé a Kilroy a escribirlo.
Marché Quinta Avenida arriba
tocando la corneta en apretado
pelotón
pero volví corriendo a la Casbah
en busca de mi perro.
Veo una similitud
entre los perros y yo.
Los perros son los verdaderos observadores
de arriba a abajo caminan por el mundo
cruzando la tierra de Molloy.
He pasado por callejones
demasiado estrechos para un Chrysler,
He visto cien carros lecheros
sin caballos
en un solar abandonado de Astoria.
Ben Shahn nunca las pintó
pero ahí están
desalineados en Astoria.
He oído el canto obligado
del chatarrero.
Viajé por supercarreteras
y creí en las promesas
de los grandes carteles
crucé los llanos de Jersey
y vi las Ciudades de la Pradera
y me demoré gustoso por las selvas de
Westchester
con sus piños errantes de nativos
en sus camionetas.
Los he visto.
Soy el hombre.
Estuve allí.
He sufrido
un poco.
Soy norteamericano.
Tengo pasaporte.
No sufrí en público.
Y soy demasiado joven para morir.
Soy un hombre que se hizo a sí mismo.
Y tengo planes para el futuro.
Estoy en camino
a un trabajo top.
Puede que me mude
a Detroit.
Soy vendedor de corbatas
pero es solo temporal.
Soy un buen tipo.
Soy un libro abierto
para mi patrón.
Soy un total misterio
para mis amigos más cercanos.
Llevo una vida tranquila
en el antro de Mike todos los días
contemplándome el ombligo.
Soy una parte
de la larga locura del cuerpo.
He vagado por diferentes
bosques nocturnos.
Me he apoyado en
puertas borrachas.
He escrito cuentos locos
sin puntuación.
Soy el hombre.
Estuve ahí.
Sufrí
algo.
Me he sentado en un sillón incómodo.
Soy una lágrima del sol.
Soy un cerro
donde corren los poetas.
Inventé el alfabeto
después de mirar el vuelo de
unas grullas
que formaban letras con sus patas.
Soy un lago en una pradera.
Soy una palabra
en un árbol.
Para la poesía soy un cerro.
Soy una incursión sorpresa
hacia lo que no está dicho.
He soñado
que se me caían todos los dientes
pero que mi lengua sobrevivía
para contarlo.
Porque soy un alambique
de poesía.
Soy un banco de canción.
Soy una pianola
en un casino abandonado
en una esplanada junto al mar
en medio de una neblina densa
tocando todavía.
Veo una similitud
entre la Mujer Que Ríe
y yo
He oído el sonido del
verano
en la lluvia.
He visto chicas en las pasarelas
de la playa teniendo sensaciones complicadas.
Entiendo su vacilación.
Soy un recolector de fruta.
He visto cómo los besos
causan euforia.
Me he arriesgado al embrujo.
He visto a la Virgen
en un manzano en Chartres
y quemarse a Juana de Arco
en Bella Union.
He visto jirafas en los juegos infantiles
sus cuellos como amor
enredado alrededor de las férreas
circunstancias del mundo.
He visto a la Venus Afrodita
sin brazos en su corredor ventoso.
He oído cantar a una sirena
en la Quinta Avenida No. 1.
He visto a la Diosa Blanca
bailar
en la Rue des Beaux Arts
el Catorce de Julio
y a la Hermosa Dama
Sin Piedad
hurgarse la nariz en el bar Chumley’s.
No hablaba inglés.
Tenía el pelo amarillo
y una voz ronca
y ningún pájaro cantó.
Llevo una vida tranquila
en el antro de Mike todos los días
mirando a los que juegan pool
armando la escena del menestrón
devorando como lobo los fideos
y he leído en alguna parte
el Sentido de la Existencia
pero me olvidé
exactamente dónde.
Y tal vez puedo hacer que los labios
de los dormidos
hablen.
Y tal vez convierta mis cuadernos
en gavillas de hierba.
Y tal vez escriba mi propio
epitafio epónimo
en que instruyo a los jinetes
a pasar de largo.

City Lights Books on Twitter: "Lawrence Ferlinghetti turns 95 today & we're  celebrating all week long #poetry #banned #milestone http://t.co/ZjTmFLyv2i"

Traducción de RCS © 2021

Original en https://poets.org/poem/autobiography

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .